Cómo mejorar tu autoestima y conseguir el trabajo que deseas

Cómo mejorar tu autoestima y conseguir el trabajo que deseas

De tu autoestima dependerá tu éxito. Estar y sentirnos bien con nosotros mismos es fundamental para tener vínculos sanos y lograr todo aquello que decidamos emprender.

En primer lugar es importante que antes de preguntarnos cómo nuestra autoestima puede influir en nuestro primer trabajo, definamos claramente qué es la autoestima. 

En simples palabras, es la valoración y percepción tanto positiva como negativa que tenemos de nosotros mismos.

Pero esta valoración es en gran parte construida a través de nuestras experiencias, valores aprendidos, pensamientos y los sentimientos con los que enfrentamos el día a día. Es decir, tu autoestima no se limita a una construcción personal sino también a lo vivido con otras personas y a todo aquello que te enseñaron.

Sin embargo, llega un momento en donde tenemos que dejar de culpar a los demás por aquello que no nos gusta de nosotros y hacernos cargo. Al fin y al cabo la autoestima nunca va a depender de lo que tienes, de lo que sabes o de lo que eres, va a depender siempre de tu aceptación personal.

Autoestima laboral: ¿Quién es responsable? ¿La empresa o yo?

Una buena autoestima en el ámbito laboral, no se trata sobre lo que sabemos o no hacer, es decir sobre nuestras habilidades, sino que representa la percepción que cada uno tiene sobre su propio trabajo. 

¿Cómo crees que serás en tu primer trabajo?

La ecuación es simple pero difícil de lograrla, si tu te preparas y sientes que harás tu trabajo con éxito tendrás una autoestima alta y seguramente lograrás lo que te propones, sin embargo, si considera que su trabajo no es lo suficientemente bueno disminuirá la confianza en tí mismo, generando una autoestima baja que terminará afectando a la calidad y cantidad de trabajo. 

Sin embargo, en este proceso no estás solo, como mencionamos anteriormente, no podemos culpar a los demás de lo que sucede con nosotros, pero sí es cierto que los demás tienen una gran responsabilidad. Según Tal Ben Shahar, psicólogo de Harvard, “el principal indicador del bienestar de las personas en la empresa, es su jefe directo”.

Es más, en uno de sus artículos, LinkedIn asegura: “mejorar los niveles de autoestima de los empleados en una empresa fomenta un mayor desempeño laboral, mejorando la eficiencia y el funcionamiento general de la organización, lo cual constituye en sí mismo un factor de desarrollo. La empresa es más exitosa cuando sus funcionarios se sienten bien consigo mismos. La productividad competitiva va de la mano del desarrollo personal de sus empleados”.

¿Qué consecuencias te traerá tener baja la autoestima en el trabajo?

Si bien no podemos generalizar, es importante que tengas en cuenta que estos son algunos efectos que puede traer una baja autoestima en tu trabajo

Menor productividad

Al no confiar en tí y en lo que eres capaz de hacer, tendrás un ritmo mucho más lento que el de tus compañeros porque no sólo estarás desganado sino que por tu temor a fracasar evitarás tomar ciertas decisiones.

Fracaso asegurado

Quizás son palabras impactantes, pero la realidad es que las personas que más fracasan, son las que viven temiendo fracasar. Debes ver al error como una segunda oportunidad, pero antes debes verte a tí mismo como capaz de comenzar de nuevo cuando te has caído.

Conflictos con tus compañeros

Una persona incapaz de ver las virtudes en sí mismo, también es posible que no pueda ver realmente lo bueno que hay en el otro. En todo grupo de trabajo es importante ser alguien activo, predispuesto y con ganas de crecer, si eso no te sucede entonces seguramente recibirás una gran cantidad de reclamos.

Perfeccionismo idealizado

Muchas personas en vez de hacer poco por miedo a hacerlo mal, pretenden hacer mucho y hacerlo perfecto, lo que los lleva a estar vigilando de forma constante lo que opinan los demás y a su vez a sentir que nunca alcanza. Cuidado con invertir energías donde no debes.

¿Te cuesta expresar lo que te sucede? ¿Buscas aprobación constante de los demás? ¿Es muy difícil para tí tomar decisiones? Entonces es importante que busques ayuda y no tengas miedo, porque seguramente podrás lograrlo.

Solo existe un éxito, poder vivir tu vida a tu manera”

Christopher Morley

Algunos consejos para aumentar tu autoestima y llegar al éxito laboral

La clave está en entender que no existen recetas mágicas ni cambios de un día para otro. Todo es un proceso y en ese proceso debemos aprender a vernos de una manera diferente, deshacernos de viejos esquemas y adoptar unos nuevos y diferentes. ¿Cómo lograrlo? 

Aquí te compartimos algunos consejos sencillos que te ayudarán:

No te compares

Esta es la ley máxima para comenzar a creer en tí mismo. Todos somos distintos y cada uno posee ventajas y desventajas, cosas que mejorar y aprender. Lo importante es que mires tu camino y trates siempre de dar lo mejor de tí.

La seguridad en nosotros mismos es la clave de la superación personal, debemos ser los primeros en estar satisfechos con lo que hemos hecho.

Potencia tus habilidades

A veces se cree que para mejorar nuestra autoestima sólo debemos poner energías en optimizar aquello en lo que sentimos que fracasamos, sin embargo un gran ejercicio también es potenciar aquello que ya hacemos bien para hacerlo mejor y así sacarle todo el provecho posible. 

Entiende que los errores son una nueva oportunidad

Nos hicieron creer que equivocarnos es lo peor que nos puede pasar, pero por el contrario, el verdadero éxito lo logran aquellos que son capaces de tomar sus fracasos y convertirlos en nuevas oportunidades. Como bien dice Henry Ford “el fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito”.

Deja de castigarte, aprende y vuelve a empezar. Los errores se quedan atrás, y nosotros seguimos adelante.

Sé solidario, no todo pasa por ti

Aunque no lo creas un punto clave para mejorar tu autoestima es ayudar a los demás. No importa a quién, puede ser un familiar, un compañero de la universidad o del trabajo, lo importante es que cuando hagas cosas positivas por los demás, te sentirás bien contigo mismo porque estarás aprovechando tu tiempo y tus energías en hacer de este mundo un lugar mejor.

No sientas que es una actitud egoísta, al contrario, mejor hacer algo bueno para sentirse bien antes que sentirse mal y no hacer nada ¿no crees? 

Reconocer los logros

De la mano del punto anterior surge la importancia de reconocerse a uno mismo, pero ya no por lo que hacemos por los demás, sino simplemente por todo lo que eres capaz de lograr tú mismo. Muchas personas buscan el aplauso ajeno, pero cuando el ruido deja de estar se sienten completamente solas. Aprende a darte auto-palmadas en la espalda y a sentir satisfacción por tus logros.

¿Estás listo para triunfar en tu próxima entrevista laboral? Sabemos que puedes alcanzar todo lo que te propones. Practica estos consejos y sigue buscando la mejor forma de que tener un buen autoestima se convierta en parte de tu día a día.

Artículos relacionados