Mindfulness

Mindfulness: 5 ejercicios que te ayudarán a estudiar mejor

¿Te cuesta concentrarte durante las clases? ¿Te sientes estresado o cansado cuando tienes que estudiar para un examen? ¡Descubre cómo el Mindfulness puede ayudarte!

¿Mindfulness? Si, una práctica muy beneficiosa para tu salud conocida también como atención plena o conciencia plena. La conciencia plena se basa en la meditación vipassana que es una técnica india muy antigua. Su clave está en enseñarnos a tomar conciencia del momento presente, lo que estás viviendo aquí y ahora.

Muchas veces nos preocupamos por el pasado, por lo que pudimos haber hecho y no hicimos, o por el contrario sentimos una gran ansiedad por lo que puede llegar a suceder en el futuro. Aprender a gestionar y traer al momento presente lo que vivimos, sentimos y pensamos, es fundamental.

Algunos beneficios del Mindfulness si eres estudiante universitario

¡Podrás memorizar mejor!

Si comienzas a practicar Mindfulness, la capacidad de estar en el momento presente te ayudará a concentrarte en lo que estás haciendo y por lo tanto almacenar más información con mayor facilidad. 

Disminuirá tu ansiedad y estrés

Durante tu práctica, concentras la atención y eliminas el flujo de pensamientos confusos que pueden estar llenando tu mente y provocándote estrés. Este proceso te producirá sin dudas un gran bienestar físico y emocional.

¡Podrás dormir mejor!

La situación de estrés que muchas veces te genera congeniar tu vida personal con la académica e incluso laboral, puede generarte problemas de insomnio.

Si practicas Mindfulness, con el paso del tiempo tendrás un mayor control de tus emociones durante el día, por lo que al llegar la noche tendrás tus niveles de cortisol bajos lo que te permitirá dormir mejor. ¡Y no soñar con que llegas tarde a rendir tu examen!

5 ejercicios de Mindfulness que puedes poner en práctica hoy mismo

Despierta con conciencia: Apenas te despiertes, no te levantes rápidamente. Quédate unos segundos en tu cama, observa como entra el sol por la ventana. Intenta sentir tu cuerpo, estar aquí y ahora. 

Agrecede por un nuevo día de vida y antes de lanzarte a las tareas cotidianas pregúntate cómo has dormido y repite algún mantra o frase que te ayuden, te dejamos un ejemplo: Hoy va a ser un gran día. ¿Cuál es el mantra que elegirás para tí?

Medita con tus sentidos: Ve a una tienda y compra el chocolate que más te guste, o intenta almorzar tu comida favorita. Al momento de hacerlo, siente como si fuera la primera vez que lo haces y dedica 10 minutos a disfrutarlo.

Pero el disfrute no sólo se limita al sabor, sino también disfruta de su aroma, su temperatura y los colores de tu plato favorito ¿qué sentimientos te genera?

Estudia con atención plena: Cuando te sientes frente a una hoja o el dispositivo que uses para estudiar, aleja todas las posibles distracciones. Conéctate con lo que debes estudiar, y en los momentos de mucha ansiedad recuerda que tú puedes hacerlo, que tienes todas las capacidades que necesitas para lograr cualquier objetivo que te has propuesto. Hablate a ti mismo ¡Motívate!

Practica respiraciones conscientes: Cuando sientas mucha ansiedad, detente un momento. Cierra los ojos y haz hasta 40 respiraciones de forma consciente. Sé consciente de cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. No te distraigas, concentra tu atención en la respiración. 

¿Perdiste la cuenta? No importa, retoma de donde te quedaste e intenta llegar al número 40.

Mindfulness para estudiantes

Muévete y conecta con tu cuerpo: Está demás decir que el ejercicio físico es un gran beneficio para nuestra salud física, mental y emocional. Pero ¿cómo combinar el ejercicio con el Mindfulness? Cuando estés en el gimnasio, haciendo running o practicando tu deporte favorito, presta atención a tres aspectos: la respiración, las posturas que adoptas y los movimiento que haces, momento a momento. 

Por ejemplo, si estás levantando una pesa mirá cómo está tu cuerpo, siente el frío de la barra de metal, observa cómo se mueven tus músculos. Si llegan pensamientos negativos déjalos pasar, lo único importante es el aquí y ahora.

Aunque no lo creas estas prácticas te ayudarán a mejorar tu proceso de estudio y la ansiedad que puedes tener al momento de cursar en la Universidad, porque al sentirte mejor, más conectado y concentrado indudablemente podrás estudiar mejor.

¿Qué estás esperando para comenzar? ¡Es momento de sentirte y vivir mejor!

Artículos relacionados