emprendedor debería practicar Mindfulness

¿Por qué un emprendedor debería practicar Mindfulness?

Emprender no es cosa fácil, uno debe dar el 100% e intenta estar varios pasos adelantado, sin embargo la clave para que el proyecto perdure en el tiempo es aprender a vivir el momento presente.

Antes de comenzar a leer este artículo, no importa donde estés, necesitamos que hagas un pequeño ejercicio: 

Inhala lentamente a través de tu nariz y exhala muy despacio por la boca. Hazlo otra vez. Cuando lo hagas intenta no levantar tus hombros sino que el aire vaya hacia tu caja torácica. Si puedes, respira una vez más, siempre de forma lenta y profunda.

Aunque no lo creas acabas de dar los primeros pasos para mejorar tu creatividad, aprender a vivir más en el presente e incluso a tener una mejor salud física y mental.

Aprender a vivir en el momento presente

La principal razón de porqué un emprendedor debería practicar mindfulness es porque cuando uno comienza un gran proyecto tiende a estar un paso más adelante, lo cual no es negativo, pero vivir en el futuro no es algo que podamos mantener a largo plazo. Las respuestas están aquí y ahora.

Más allá de la felicidad que tiene toda persona que se convierte en emprendedor, el estrés, la ansiedad y la imposibilidad de disfrutar de los pequeños momentos se convierten en algo muy común.

Si no aprendemos a estar presentes, en esa búsqueda del “futuro ideal” pondremos en riesgo nuestra salud, nuestro tiempo e incluso nuestros vínculos. Muchas personas por sentir que tienen que dar el 100% a su proyecto han terminado relaciones y perdido amistades. La dicha no está en la meta sino en el proceso, en el camino que te lleva hacia la meta, es decir, está aquí y ahora.

Suena fácil, pero ¿Cómo lograrlo?

Si bien te invitamos a realizar diversas actividades tales como yoga o meditación en centros especializados, por lo pronto puedes comenzar con este ejercicio tan sencillo como efectivo:

El ejercicio se basa en inhalar y exhalar el aire, dejando fluir la respiración por todo tu cuerpo, mientras te encuentras en una posición relajada y en un lugar sin distracciones.

Lo importante aquí es que te concentres en tu respiración, como ingresa a tu cuerpo y te atraviesa por completo. Siente tus manos, tus brazos, tus piernas y hasta tus dedos. Siente cómo tus pulmones se llenan y se vacían de aire.

Repítelo durante 3 minutos, en ciclos de 5 segundos, haz 3 repeticiones y comienza a respirar el momento presente. 

Pero también puedes practicar “el presente” a través de tus sentidos, por ejemplo cuando comes tu plato favorito, hazlo con tiempo y disfrutando del aroma y el sabor, o cuando despiertas, agradece por un nuevo día y antes de revisar tu Instagram, abre tu ventana y disfruta de los rayos del sol por unos segundos.

Artículos relacionados